TERAPIA FAMILIAR SISTÉMICA

¿Cuándo acudir?
  • Cambios en el ciclo vital y la estructura de la familia:  muerte o llegada de algún miembro.

  • Problemas de comunicación entre los miembros de la familia.

  • Conflictos derivados de una enfermedad crónica y/o terminal en algún miembro de la familia.

  • Trastornos o padecimientos psicológicos o psiquiátricos.

  • Problemas emocionales, cognitivos y/o conductuales de uno o más integrantes.

  • Adicciones en algún miembro de la familia.

  • Dificultades y/o desacuerdos en los estilos de crianza. 

  • Violencia intrafamiliar y/o violencia filio-parental.

¿Cómo se lleva a cabo?

Es una forma de terapia donde se presentan integrantes de una familia para comprender las interacciones difíciles ante los conflictos que los aquejan, para luego dar paso a relacionarse de una forma diferente, creativa y mejorar en general la dinámica familiar.

 

Tanto el terapeuta como la familia van construyendo otras formas de ver las situaciones que viven dando sentido a su historia para superar los retos que exigen los cambios naturales de la familia  y con ello lograr  tener relaciones armoniosas y sanas entre los miembros que la componen.